La premisa de The Fun Theory es muy simple: La diversión puede cambiar a mejor el comportamiento de las personas. Si a este punto de partida le sumas ingenio, profesionalidad…