No es un secreto que los millennials somos un preciado objeto de deseo para las marcas. Ya lo planteábamos en nuestro anterior post “Hola soy millennial. Atrápame si puedes”. Y…