San Valentín, Thanksgiving, Black friday, Ciber-monday, Singles day, día de la madre, del padre… cada vez son más los eventos efímeros con los que fabricantes, retailers y nosotros sus agencias de publicidad creativa, luchamos por animar y conquistar al consumidor. Las estrategias de marketing necesitan de días como estos para fomentar el consumo. ¡El amor y las emociones son una baza más que rentable!

El conocimiento que podemos adquirir en cada uno de estos macro-eventos del consumo es grande. Es clave saber aprovechar al máximo los escasos tres segundos de visibilidad que nos dará una búsqueda, un banner, el arranque de un video o pasar por delante de un escaparate. Posteriormente aprovechar la información generada, capitalizándola, nos dará ventajas y oportunidades competitivas claras y sostenibles.

Hoy, es indispensable saber identificar y crear los contextos, momentos y lugares más adecuados para desencadenar y captar la compra.

¿Pero, conocemos a nuestro buyer persona?

Según datos de Google del año pasado, más de 4,5 millones de españoles estaban dispuestos a hacer algún regalo el Día de San Valentín. Si eres varón y tienes pareja, lo habitual es esperar a última hora para sorprender a tu media naranja en San Valentín.

El día con mayor número de búsquedas fue el 10 de febrero, llegándose a alcanzar 4,7 millones de búsquedas relacionadas con “regalo San Valentín”, de las cuales hasta un 64% se realizaron desde un teléfono móvil. Si la forma elegida para celebrar este día es una cena íntima en un restaurante romántico, este valor puede llegar hasta un 65%, realizando las búsquedas el mismo día 14.

El gasto medio estimado de los españoles es de €106 entre los hombres y €66 entre las mujeres. Los regalos favoritos, según el informe, lo comprenden en un 25% las experiencias, un 20% prefieren regalar ropa y perfumes, un 14% tecnología, joyería un 10%, cosméticos un 6%, un 5% prefiere chocolate, flores otro 5%, café un 4% y otros un 2%. Las mujeres se decantan más por la artesanía, experiencias y perfume mientras que los hombres prefieren tecnología, joyería y café.

Si se observa por edades, los hombres de entre 25 y 34 años son los que más dinero gastan, subiendo la cifra hasta los €158 de media. ¿Será en este rango de edad cuando más fuerte y con más pasión se vive San Valentín? En el caso de las mujeres, las que tienen entre 45 y 54 años ¡son las que más intención de compra manifiestan!

En más de un 50% de los casos, Google nos recuerda que los consumidores solicitan asesoramiento en la compra de un regalo utilizando búsquedas como “qué regalar a mi novio”. De ahí la importancia de la información que proporcionen las marcas en sus campañas de publicidad, personalizar ofertas para la ocasión o trabajar el SEO táctico para ser la opción encontrada.

¿Llegamos al corazón del consumidor?

San Valentín es uno de los días más emocionales del calendario. Cuando pensamos en un regalo, lo que más buscamos es una idea romántica, que transmita una buena dosis de emoción. También nos importa lo que quiere o necesita nuestra pareja y en menor medida, cuanto nos podemos gastar en él.

Dicen que el amor dura tres años, que después es otra cosa distinta y más duradera.

En San Valentín, nuestra ventana de oportunidad para regalar emociones, puede durar apenas tres segundos. Aprovecharlos es nuestra misión y nuestro talento: ¡pero no hace falta que sea un producto con glamour para llegar al corazón! Toda marca de cualquier categoría puede ser amada en este día.

¡Feliz San Valentín!