¿Talento o Talonario? El 90% de las marcas no puede permitirse elegir. No disponen de suficientes dígitos en el talonario para que la inversión sea su única o principal arma.

Pero, afortunadamente para ellas, si algo ha cambiado en el Marketing de hoy, es que el talento es ya más determinante que la inversión.

Por supuesto que los grandes presupuestos son barreras de entrada que mantienen relativamente (y temporalmente) a salvo a los líderes de cada categoría y de cada mercado.

Pero también es cierto que hoy cualquier start-up, cualquier new comer puede robarle al líder una gran parte de su cuota de notoriedad, de preferencia de marca e incluso de intención de compra. Y puede hacerlo en tiempo récord, en apenas semanas.

Los medios digitales han destrozado la ecuación talento/inversión. Estamos pasando de 10/90 a 90/10. Nunca ha sido tan fácil que una gran idea se haga grande.

El consumidor está más cerca que nunca. Conectar con él es cada día una nueva oportunidad. Nunca los consumidores han hablado tanto con las marcas y de las marcas. Su interacción con ellas es hoy mayor que nunca, y su predisposición a relacionarse con ellas es cada vez más natural: participan en nuestras encuestas, nos dan sus datos, conversan con nosotros, nos alaban y nos critican; y sobre todo se mantienen en constante interacción.

Los puntos de contacto con el consumidor han crecido exponencialmente en los últimos diez años. Y van camino de volver a duplicarse en los próximos tres.
Nunca antes hemos tenido tantos puntos de contacto, tan activables y tan accesibles: Youtubers que tienen más audiencia que un Madrid-Barça, perros instagramers que tienen más followers que Anne Igartiburu… Redes sociales, sites de ecommerce, blogs y webs, tiendas virtuales, smart TV, TV digital, de pago, ¡¡¡móviles!!!…

La inversión ayuda, pero quienes de verdad hacen grande una idea son los que la reciben, la aplauden y la comparten. Y no hay talento más rentable que el que dediquemos a animarles a hacerlo, a ponérselo muy fácil, aprovechando su inercia, porque no solo están dispuestos a seguirnos el juego, sino que además les encanta…

La creatividad que se limita a trazar una línea directa audiencia/consumidor no sólo se pierde todo este mundo de oportunidades, sino que además se pierde en él, sin llegar a su destino.

La creatividad conectada se centra en aprovechar al máximo el actual contexto de hiper-conectividad, 365 días/24 horas. Se basa en conocer y alcanzar con mucha mayor precisión al target, influyendo en cada fase del proceso de compra, adaptando cada mensaje a su contexto y canal. La creatividad conectada es la mejor vía para romper o saltarse las barreras de entrada.

Nuestro próximo post presentará 3 palancas clave para construir creatividad conectada: “Jugar, Imaginar y Conseguir” para atraer al consumidor hacia la marca, sumergirle en su mundo, anticipándole la experiencia y seduciéndole con ella. Es imprescindible e irrenunciable hacerlo. Os contaremos también 3 ejemplos de campañas que utilizan con éxito esta fórmula.

De momento, para abrir boca, disfruta del primero: la campaña “Decode JAY-Z”de Bing, el buscador de Microsoft en EEUU: https://youtu.be/XNic4wf8AYg

Los resultados lo dicen todo: Aprovechando la inminente publicación de la autobiografía del rapero estrella, Bing logra, con una magnífica campaña win-win, rejuvenecer su target, y consigue el 11% de incremento de tráfico. En resumen ¡¡¡más de mil millones de búsquedas adicionales!!! haciendo de cada punto de contacto, de cada pieza y mensaje una invitación casi irresistible a conectar con la marca, a acercarse al producto y a conocerlo mejor. El anuncio convencional da aquí paso a la Creatividad Conectada en estado puro.

Felicitaciones a sus creadores y a Microsoft por conquistar esas búsquedas que, hasta la fecha de la campaña, se hacían en Google.