75% de los anunciantes declara tener dificultades para seguir a un consumidor hiper-conectado, enganchado a la red en formato 365 días/24 horas y pendiente de su móvil unas 180 veces al día, más de diez veces por hora.

Conectar marcas con personas es una estrategia, no la suma de muchas. Y hoy más que nunca, diversificar estrategias supone el gran riesgo de dividir esfuerzos: Multiplicar equipos, partners o agencias no es la solución. Llegar al consumidor hiper-conectado precisa de integración, no de dispersión. Estrategia generalista, combinada con implementación multidisciplinar.

La estrategia 360º construye, defiende y pone en valor el posicionamiento de una marca durante todo el proceso de compra.

Para lograrlo, hay que superar 4 retos:

  1. Construir una posición en la lista inicial de compra es el primero de ellos.
  2. El segundo es fortalecer esa posición en la lista final, después de la búsqueda activa de información.
  3. El tercero, defenderla en el momento de la compra.
  4. Y finalmente consolidarla, a través de la experiencia, es siempre el mejor paso hacia la siguiente compra.

los cuatro retos

Cada reto es una etapa a completar en la que existen amenazas de fuga del cliente.

  1. Las marcas con mejor imagen desplazan de la lista inicial a las que dejan de ser consideradas como opción de compra.
  2. Pero a su vez, las que dominan la búsqueda de información previa a la compra -hoy mayoritariamente on line- son un peligro para las preferidas al principio.
  3. En el momento de la compra, ya sea en el punto de venta o a través de cualquier dispositivo, una buena presentación, una oferta o una promoción de la competencia pueden anular, en unos pocos segundos, todos los esfuerzos realizados.
  4. Y finalmente, una mala experiencia producto, o un uso percibido de forma anodina, sin pena ni gloria, logran arruinar el éxito de la venta y, peor aún, impedir que existan nuevas oportunidades de compra.

 

Eloy Ybáñez

Director General de Grupo Sheridan