No es un secreto que los millennials somos un preciado objeto de deseo para las marcas. Ya lo planteábamos en nuestro anterior post Hola soy millennial. Atrápame si puedes. Y es que enamorarnos es todo un reto. Mientras algunos anunciantes nos echan un pulso con sus campañas de publicidad tradicional, otros nos demuestran que ya están jugando en nuestra misma liga. En este post recopilamos cinco campañas muy atractivas en nuestras RRSS preferidas.

 Youtube

Según el último Estudio General de Medios, Youtube es la web líder en España, con 20.431.000 visitas mensuales.

Para los millennials, el vídeo online no se limita a contenido de ficción como películas o series de televisión. Es una ventana a través de la que accedemos a nuevas tendencias, referentes y contenido original.

En el caso de GoPro, en su canal de Youtube la marca conecta con las pasiones de sus clientes (amantes del deporte, el riesgo y la aventura), compartiendo contenido generado por los usuarios, que son sus principales suscriptores ¿Hay mejor manera de exhibir  las cualidades de sus videocámaras que difundiendo las espectaculares imágenes que sus usuarios han obtenidas con ellas?

Facebook

Coca-Cola es la primera marca en llegar a los 100 millones de fans en Facebook.

¿Hay algo a estas alturas que no sepamos de Coca Cola (excepto su receta)? Sin embargo, cada campaña que lanza nos atrae y merece nuestro tiempo. Su publicidad no es informativa, apela directamente a las emociones. Desde hace tiempo Coca Cola ha vinculado la amistad, la familia y la solidaridad a su producto… ¿alguien no recuerda el “destapa la felicidad”? 

 Instagram

Es para muchos la mejor plataforma para las marcas que quieren interactuar con sus usuarios.

IKEpuerta blancaA, que ya no sólo vende mesas y encimeras, también apela a nuestras emociones. Ahora vende “Cenología y las experiencias que se viven en torno al ritual de la cena en casa. Pero esto viene desde que nos dieron la bienvenida a La República Independiente de nuestra casa (nuestro territorio, nuestro castillo). Sutil manera de emocionarnos con eso del “hogar, dulce hogar”.

Hace poco IKEA celebraba sus 20 años en España montando un piso virtual a través de su cuenta de Instagram @ikeaspain. El usuario podía ir explorando cada una de las estancias del apartamento, en las que había contenidos especiales, menciones a antiguas campañas (“Donde caben dos, caben tres”) y hasta concursos.

 

 

Snapchat

La recién llegada, que ya supera en usuarios diarios a Twitter, satisface nuestro placer por lo instantáneo. Si tuviéramos que darle un apodo sería la “call to action”. Aprovechando su estructura de vídeos efímeros que desaparecen en tan solo 24 horas, podemos recurrir al formato storytelling de influencers para mantener la atracción de los usuarios durante casi todo el día.

Es importante que las marcas establezcan relaciones con influencers, pues su imagen de marca puede depender en gran medida del criterio de estos acerca de sus productos. Sin duda, ayudará mucho más tenerlos como aliados que como enemigos.

Un punto negativo de Snapchat en la estrategia de marketing digital es que aún presenta retos en la medición, por lo que  es mejor que la marca la utilice como apoyo en su estrategia contando con otra red social como protagonista. 

Twitter

Nos da “el poder del ahora” y la satisfacción de ser el primero. Es la red social de texto por excelencia, y el principal canal utilizado para actualizar de manera sencilla y urgente. Trump, uno de sus más fieles seguidores, estuvo meses sin dar una rueda de prensa o emitir un comunicado oficial durante su campaña electoral. Todo lo hacía a través de Twitter.

Gran ejemplo del uso de esta red, fue el que hizo la cuenta oficial de Netflix, que decidió “hacernos un spoiler” del desenlace del protagonista de la serie Narcos, en su segunda temporada. Y lo hizo con este tweet: “Pablo muere. 2.9.2016”, fecha del estreno de la temporada. Recientemente, con la promoción de la serie The OA, Netflix lanzó algunos tweets como: “¿Has visto la luz?” y otros relacionados con la muerte, ocasionado una tormentosa lluvia de retweets (apología del suicidio, mal gusto, insensibles…). De nuevo la plataforma de contenido a la carta buscaba crear polémica a través de las RRSS.

fotograma de narcos

 

Era cuestión de tiempo que las marcas se dieran cuenta de la importancia de la interacción con la audiencia de su publicidad. Las RRSS no solo son excelentes medios que permiten medir resultados exactos, y hasta el alcance real de las campañas. Son también la mejor forma de singularizar al consumidor y entablar un diálogo con él. La época en la que las marcas enviaban un mismo mensaje unidireccional a la gran audiencia es ya sólo un capítulo más dentro de la historia de la publicidad.

 

Claudia Valverde

Ejecutiva de cuentas