Las 3 mejores palancas para conectar a tu marca con su público

Desde hace años, se ha considerado cierto el dicho de que “Una imagen vale más que mil palabras”. Y se ha probado el protagonismo de lo visual en los procesos de aprendizaje, incluidos los de las Marcas.

Con la era digital, esta ventaja de lo visual sobre otras formas de aprendizaje como la auditiva o la táctil, se ha acrecentado exponencialmente. Tanto es así, que lo auditivo y lo táctil han sido relegados a meros acompañantes ocasionales de lo visual.

Pero ésta no es la única consecuencia, ni siquiera la más importante del impacto de lo digital sobre el comportamiento del cerebro humano. La novedad de mayor potencial está en que lo experiencial se está imponiendo sobre lo visual.

A los que ahora prefieren experiencias a imágenes, sonidos o tacto, en el contexto del aprendizaje se les ha llamado siempre quinescéticos. Ahora probablemente, les podamos considerar “lo normal”.

El comportamiento del consumidor actual también nos demuestra que el aprendizaje de una marca es principalmente quinescético. Es decir, un consumidor que interactúa con la marca, la tendrá en su mente y la comprenderá mejor que uno que únicamente se ve expuesto a impactos visuales.

Desde otro punto de vista, una marca que no interactúa con su target, es una marca que no perdurará en el recuerdo.

Algunas cosas nunca cambian… mejoran

La creatividad publicitaria tradicional tiene en lo digital a su mejor aliado para sumar a la notoriedad todo un mundo de nuevas oportunidades experienciales.

Algunas de las palancas que siempre han funcionado para construir una marca memorable, funcionan aún mejor en digital, porque dan respuesta a necesidades básicas con las que nacemos. Necesidades que son intrínsecas y por lo tanto inseparables del ser humano.

¿Cuáles son esas 3 necesidades? Jugar, Imaginar y Conseguir.

Seguramente hay muchas más, pero si hablamos del mundo en el que las marcas tienen que interactuar con su público objetivo si quieren ser relevantes, éstas 3 necesidades son sin duda, los 3 grandes aliados de las marcas…

Es la combinación de la realidad y la ficción, de lo convencional y lo digital o de lo estático y lo dinámico, lo que permite a las marcas atrapar la atención del consumidor y dejar una pequeña semilla en su cerebro.

Si a esta combinación, le añadimos la magia de la interactividad, de la

experiencia y de las necesidades básicas del ser humano por jugar, imaginar y conseguir, tendremos la fórmula para que el consumidor se sienta parte de nuestra marca y sienta a la marca parte de su vida.

La estrategia ya no puede limitarse a captar la atención. La creatividad que se limita a trazar una línea directa audiencia/consumidor no sólo se pierde todo un mundo de oportunidades, sino que además se pierde en él, sin llegar a su destino.

Hoy no sólo es posible atraer al consumidor hacia la marca, sumergirle en su mundo, anticipándole la experiencia y seduciéndole con ella. Es imprescindible e irrenunciable hacerlo. Os propongo 3 ejemplos de campañas que utilizan con éxito esta fórmula:

 

  1. Jugar https://youtu.be/XNic4wf8AYg
  2. Imaginar https://youtu.be/dTk_9pmqspE
  3. Conseguir https://youtu.be/kL9n7w4Bvgs

Os dejo con estos 3 ejemplos, para que los disfrutéis. Sobre todo, no os dejéis impresionar por algunas de las marcas que están detrás de las campañas.

En nuestro próximo post podréis ver que hoy se pueden conseguir grandes resultados con una inversión muy ajustada. Ya no es imprescindible disponer de un presupuesto millonario para que una campaña, spot o activación, sea un éxito. Hoy se pueden conseguir resultados de primera… con presupuestos de tercera.